Aclarando conceptos relacionados con el empleo: colocación, intermediación, recolocación (outplacement), reclutamiento y selección

empleoEn la entrada de hoy vamos a definir y diferenciar algunos conceptos relacionados con el empleo que pueden prestarse a confusión.

Colocación: este término define el fin y la totalidad del proceso por el que una persona obtiene un empleo (Rodríguez-Piñero Royo y Lázaro Sánchez, 2006: 104). El proceso de colocación puede incluir labores informativas y de conexión con las ofertas empresariales existentes, la intervención de un tercero en dicha conexión, la formación y orientación profesional de desempleados, la selección de personal, etc. hasta llegar a la efectiva contratación del trabajador por parte de un empresario.

Intermediación: el artículo 20.1 de la Ley de Empleo (LE) la define como «el conjunto de acciones que tienen por objeto poner en contacto las ofertas de trabajo con los trabajadores que buscan un empleo, para su colocación». La finalidad de la intermediación es «proporcionar a los trabajadores un empleo adecuado a sus características y facilitar a los empleadores los trabajadores más apropiados a sus requerimientos y necesidades». Este término ha sido utilizado como sinónimo de «colocación» por lo que en ocasiones se ha prestado a confusión, por ejemplo en la antigua Ley Básica de Empleo de 1980. La intermediación puede ser una de las fases (a veces es la más importante) del proceso de colocación o, por el contrario, puede que haya colocación sin intermediación. Hay que tener en cuenta que la intermediación laboral solo puede llevarse a cabo mediante los servicios públicos de empleo, las entidades colaboradoras de los mismos, las agencias de colocación autorizadas y los servicios para los trabajadores en el exterior. Las Empresas de Trabajo Temporal pueden realizar intermediación laboral si optan por actuar como agencias de colocación, esto es, «cuando cumplan con los requisitos establecidos en la Ley 56/2003, de 16 de diciembre, de Empleo, y su normativa de desarrollo» (artículo 1 de la Ley 14/1994, de 1 de junio, por la que se regulan las Empresas de Trabajo Temporal).

Recolocación (outplacement): «conjunto de servicios prestados por una entidad privada a una determinada empresa que contrata sus servicios con el objetivo de asegurar la reorientación profesional bien de un trabajador individual o bien de varios trabajadores que han sido despedidos de forma colectiva, para hacer posible que las personas separadas de su empresa tengan posibilidades reales de encontrar rápidamente y en las mejores condiciones posibles un nuevo empleo» (Serrano Falcón, 2009: 236). Esta actividad no fue regulada en nuestro país hasta la reforma laboral de 2010. Actualmente, en el artículo 20.2 LE se considera intermediación laboral «la actividad destinada a la recolocación de los trabajadores que resultaran excedentes en procesos de reestructuración empresarial, cuando aquella hubiera sido establecida o acordada con los trabajadores o sus representantes en los correspondientes planes sociales o programas de recolocación».

Reclutamiento: es la búsqueda inicial y obtención de candidatos interesados en el puesto de trabajo ofertado (Leal Millán, 1999: 241). Estos candidatos pueden haberse obtenido mediante un proceso previo de intermediación laboral, por ejemplo, cuando los envía un servicio público de empleo, o no haberse producido ningún tipo de intermediación laboral, por ejemplo, cuando un candidato entrega su currículum a la empresa y esta lo guarda para cuando necesiten cubrir algún puesto de trabajo en el futuro.

Selección: comprende una de las fases finales del proceso de colocación en la que se evalúa, mediante diferentes pruebas o técnicas, la aptitud profesional de los candidatos que se han presentado al puesto de trabajo ofertado por una empresa. Es decir, se evalúa para poder escoger de entre los previamente reclutados, pues sin candidatos reclutados no habría nadie para poder evaluar y, por lo tanto, acabar escogiendo.

Esta clarificación de conceptos nos será útil para futuras entradas del blog.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Derecho del Trabajo, Empleo, Reclutamiento y Selección y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Aclarando conceptos relacionados con el empleo: colocación, intermediación, recolocación (outplacement), reclutamiento y selección

  1. Juan Arjona dijo:

    Como siempre, conciso y acertado en los planteamientos. Además es materia recién recibida por mi en la carrera por parte del profesor A. Bermúdez (derecho de empleo y del trabajo autónomo) y sus amplias explicaciones en cuanto a la diferenciación de estos conceptos iban precisamente en esta línea.
    Gracias, Antonio Fernández.

    • Aflabor dijo:

      Hola Juan Arjona
      Efectivamente, estos conceptos se estudian en la asignatura de Derecho del Empleo en la carrera de Relaciones Laborales. Próximamente trataré temas relacionados con ellos. De hecho, existen muchos intermediarios operando en el mercado laboral español sin estar autorizados para ello.
      Un saludo

  2. Muy clarificador, Antonio. Entre tanto marasmo, se agradece.

    • Aflabor dijo:

      Gracias, Isabel.
      Ya sabes que a veces se denomina «reclutamiento» o «selección» a todo el proceso de colocación, o «selección» a las fases de reclutamiento y selección, o «reclutamiento» como sinónimo de «selección», etc. Espero haber aclarado las cosas.
      Un saludo.

  3. David Flores Glez dijo:

    Hola, muchas gracias por las definiciones de los conceptos. En México los entendemos de la misma manera; en la reforma laboral reciente se ha propiciado la participación del outsourcing, son empresas que tienen facultades de “intermediación”, si se cumpliera con el espíritu de la ley, tendíamos beneficios muy interesantes, sin embargo la realidad nos muestra algo distinto. Esperemos que en el 2014 las cosas marchen mejor.. Un saludo

    • Aflabor dijo:

      Hola David Flores
      En España, las empresas de “outsourcing”, también denominadas “subcontratas”, “multiservicios”, “de servicios”, etc. no son intermediadores laborales sino que se trata de empresas que contratan trabajadores por sí mismas, prestando los servicios que han optado por externalizar otras empresas (en ocasiones resulta obligado por ley externalizar determinadas actividades como, por ejemplo, la seguridad).
      Gracias por tu comentario.
      Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s