¿Se valora el expediente académico en los procesos de selección de personal?

foto_by_motagirl2La respuesta a la pregunta que figura en el título de esta entrada es NO. Así me lo ha demostrado la experiencia cotidiana y un estudio sobre procesos de selección de personal que llevé a cabo en una muestra representativa de empresas del sector industrial de Barcelona y Tarragona y al que me referiré como «Estudio AFLabor» (se trata de un estudio no publicado). Asimismo, un reciente estudio de la Universidad de Granada (UGR) corrobora esa respuesta. Vayamos al análisis.

Nunca me han solicitado el expediente académico (esto es, las notas obtenidas en las distintas asignaturas de la carrera) en ningún proceso de selección de personal en los que participado como candidato. Tampoco se lo han exigido a nadie que yo conozca. Ni tampoco conozco  ninguna empresa que lo tenga en cuenta a la hora de seleccionar personal (hay un caso muy concreto sobre un despacho de abogados que explicaré más adelante).

De las empresas analizadas en el Estudio AFLabor, todas contratan trabajadores de diversos perfiles formativos (universitarios, FP, sin estudios, etc.) según el puesto que deban cubrirse. Ninguna tiene en cuenta el expediente académico de los candidatos con carrera universitaria.

En el estudio de la UGR, «Demandas del Mercado Laboral a los Titulados Universitarios» (2012), se indica en la pág. 48 que «el expediente académico parece no tener demasiada relevancia en este tipo de procesos a la vista de los resultados obtenidos. Se cae, en cierto modo, la creencia bastante extendida que concede un papel determinante en la selección de personal a unas calificaciones brillantes, quedando demostrado en la realidad que estos aspectos no son sinónimo de mayor rendimiento para las empresas». Aquí adjunto la tabla correspondiente del estudio:

Tabla

No obstante, el expediente académico sí resulta determinante para acceder a becas de investigación relacionadas con la universidad u otros centros con esas funciones. También se tiene en cuenta para acceder con preferencia a programas Erasmus o similares, algunas becas y a la hora de escoger prácticas curriculares en algunas universidades. Pero en el ámbito privado no tiene mayor trascendencia para optar a un puesto de trabajo.

En una ocasión, un despacho de abogados de gran prestigio vino a mi universidad a ofrecer una presentación sobre los perfiles de trabajadores que reclutaban. Como requisitos imprescindibles demandaban un buen nivel de inglés y un brillante expediente académico. La cuestión es ¿lo cumplen de verdad o no? Ahí queda la pregunta por si alguien quiere aportar algo al respecto.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Formación, Orientación Académica, Reclutamiento y Selección y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

23 respuestas a ¿Se valora el expediente académico en los procesos de selección de personal?

  1. Hola Antonio:
    Como inmigrante digital que soy, quizás tengo una experiencia algo diferente en lo que a la búsqueda de empleo se refiere. Me explico: yo acabé la carrera en el año 96. En auqellos momentos no había internet, ni redes sociales ni nada de lo que hay en estos momentos. Eso significaba que uno de los criterios que sí se toamaba en cuenta era el expediente académico. De hecho yo participé en unos cuantos procesos de selección en los que se pedía. Desconozco si el hecho de no tener una determinada nota era motivo para ser descartado(esa información no la facilitaba. Si los procesos de selección os parecen ahora oscurso, imaginate hace casi 20 años).
    Nunca me pareció que el expediente académico fuese un buen criterio para seleccionar al candidato más adecuado pero ha sido una realidad durante mucho tiempo. De hecho creo que hay determinados despachos de abogados de gran renombre donde todavía consideran que el expediente académico es un elemento de selección muy importante.

    • Aflabor dijo:

      Hola Isabel
      Muchas gracias por explicar tu experiencia. Yo empecé la búsqueda de empleo en el año 1999.
      Fíjate que en todo momento estamos hablando de si se valora o no y no de si sirve o no como factor predictivo del futuro desempeño o adecuación al puesto. Ya sabes que las empresas hacen cosas que no sirven de nada o valoran cosas que no sirven o incluso ¡no valoran lo que sirve!
      Hay estudios que se han centrado en demostrar la validez y fiabilidad de los resultados académicos como criterio predictivo del desempeño exitoso de un candidato. A ver si los encuentro y los pongo en una próxima entrada.
      Un saludo.

  2. Belén dijo:

    Bueno, cuando tengo una entrevista de trabajo y estamos hablando de mi formación yo si suelo aludir a mis notas ya que en este caso me favorecen, cuando es en negativo si que se fijan, por ejemplo si una persona ha hecho una diplomatura de 3 años en por ejemplo 3 o 4 seguro que enseguida se fijarán en el detalle y preguntarán por qué estuvo tantos años para hacer dicha carrera, imagino eso no será muy buen valorado.

    • Aflabor dijo:

      Hola Belén.
      Gracias por explicar tu experiencia.
      Las carreras han cambiado mucho con el Plan Bolonia. Exigen más esfuerzo, tiempo y disciplina para poder acabarlas en los 4 años previstos. He hablado de ello en las entradas de este blog etiquetadas como “Orientación académica”. Gracias a tu intervención me has dado una idea para una futura entrada donde explico a los seleccionadores estas novedades en las carreras para que, los que lo hacen, dejen de considerar a una persona que tarda 5 ó 6 años en acabar una carrera como alguien “vago”, “poco constante”, etc.
      Un saludo

      • Fco. Javier Valenciano Hidalgo dijo:

        Es muy importante lo que dices Antonio; los nuevos grados que actualmente han sustituido a las anteriores diplomaturas y licenciaturas resultan mucho más exigentes para el alumnado pues al contenido teórico se suman unas prácticas intensas (trabajos en grupo, presentaciones p.point, etc…) que requieren mucho tiempo y esfuerzo.
        Por otro lado, no son pocos los estudiantes con pocos recursos económicos que se ven avocados a simultanear un trabajo con sus estudios para poder financiar su carrera y es evidente que en esas condiciones se hace muy difícil acabar las mismas en los años estipulados.(Yo no diría que esta persona es vaga o poco constante, sino todo lo contrario si finalmente consigue acabar aún superando el tiempo previsto). Es importante que empresas y seleccionadores conozcan esta realidad para poder juzgar con mayor criterio.
        Muchas gracias por vuestras aportaciones.

        • Aflabor dijo:

          Hola Fco. Javier Valenciano
          Como bien dices, los seleccionadores tiene que estar al tanto de lo que sucede en el mercado laboral y en el mundo formativo.
          Un saludo.

  3. Buenas tardes:

    En ninguna de las entrevistas de trabajo que he tenido me han preguntado por ninguna calificación, ni universitaria ni de otro tipo, con lo que coincido en tu conclusión.

    Yo valoraría más una carta de recomendación (de algún profesor o de algunas prácticas).

    Un saludo.

  4. Hola Antonio,

    Como bien comentas se tiene más en cuenta para estudios superiores, becas, prácticas vinculadas a la universidad, etc y pocos trabajos lo demandan. De hecho, pese a mi corta experiencia laboral, a mi tampoco me lo han pedido nunca. Sí es cierto que hubo una época (la de bonanza claro) en la que empresas, sobre todo bancos, iban a las universidades a “venderse” e interesarse por los mejores expedientes.

    Soy consciente y partidaria de que un buen expediente no te garantiza nada y puede que esa persona no tenga las competencias necesarias y otra persona con peor expediente sí. Pero en los últimos años parece también que hay una guerra contra los mejores expedientes, cuando antes tenían un buen prestigio. Al igual que un buen expediente no garantiza competencias, puede darse el caso de que esa persona sí las posea. En mi caso siempre he sido un buen expediente, reconocido con premios académicos, y aunque entienda el trasfondo de todo esto me siento muy orgullosa de mis logros académicos independientemente de que sea adecuada para un determinado puesto o no.

    Una vez más gracias por tus estudios y aportaciones. Saludos! 🙂

    • Aflabor dijo:

      Hola Mónica.
      No conocía esa práctica de los bancos, gracias por mencionarla.
      Coincido contigo en lo de la “guerra contra los buenos expedientes”. Parece que es el típico ataque que llega desde el mundo empresarial hacia la universidad, demandando una formación más acorde con los puestos de trabajo.
      Un saludo.

  5. Yo comencé la búsqueda activa de empleo en el año 97, después de terminar mi diplomatura, hice mi carta de presentación adjuntando mis notas, mi certificado de alumno interno y mi premio extraordinario final de carrera. Con mucha ilusión y pensando que ese expediente académico me abriría el mercado laboral de par en par.

    Tuve la primera entrevista en una empresa grande, tras enviar mi currículo el director de RRHH me llamó, bueno su secretaria. Ya al inicio me dijo que no había una vacante en esos momentos para mí, pero que quería conocerme. Imaginar mi sorpresa cuando me dijo que NO TENÍA CURRÍCULO, “Lo que me traes es solo un título con muy buenas notas, pero eso no es suficiente, ¿por qué no estudias alguna carrera más? ¿Ciencias del trabajo por ejemplo? Haz un par de Máster, prácticas en empresas, etcétera.” Así lo hice, dos máster después encontré mi primer empleo por cuenta ajena.

    Puede ser que en España, no tengamos esa visión de futuro, que en otras países les lleva a plantear planes de carrera a las personas que apunta potencial, son las propias empresas las que se encargan de formar y de recompensar el esfuerzo, siempre que se cumplan los objetivos fijados.

    Ojo, tener buenas notas no supone ser el más inteligente, supone ser capaz de dedicar al estudio las horas que necesitas para conseguir tus metas. Esa ha sido y es mi forma de trabajar, dedicar a mi trabajo el tiempo, las ganas y la dedicación que requiere.

    • Aflabor dijo:

      Hola José Silvano.
      Muy interesante tu experiencia. En España las patronales no hacen más que quejarse de que los estudios no están adaptados al mundo laboral pero cuando se trata de implantar las medidas que indicas no hacen nada de nada, excepto casos contados.
      No sé si uno es más inteligente por sacar buenas notas, hoy en día se copia mucho en los exámenes, pero lo que tengo claro es que yo prefiero tener notas buenas que notas malas.
      Un saludo.

  6. Gastón dijo:

    Buen dia
    Aquí en argentina sucede lo mismo. No conozco a nadie que le hayan pedido las notas, y diría mas, ni el título.
    En mi caso, yo adjunto mis notas en el cv, junto con el título.
    Saludos

  7. Rosa Prenafeta dijo:

    Hola

    En mi caso no tengo titulación universitaria. Llevo más de treinta años trabajando. En mi último empleo me seleccionaron por la experiencia. Era la candidata con menos estudios pero con más experiencia. Entonces empecé a hacer cursos que “certificaran” lo que ya sabía, por si llegaba el caso en que fuera necesario un título aunque fuera no oficial. No descarto una titulación universitaria, pero no sólo hay una universidad que lo hace y está en Madrid. Estoy en el sector logístico.
    Saludos.

    • Aflabor dijo:

      Hola Rosa.
      Tu caso no es extraño. Las empresas valoran más la experiencia que el expediente académico según se desprende del estudio que menciono. En algunos casos se supera incluso a la tenencia de la propia titulación. Gracias por explicar tu experiencia.
      Un saludo.

  8. Hola,

    En México la situación no es del todo diferente, es rara la vez que escucho que pidan kardex, o algo parecido, y es que es cierto, si bien una nota es sólo el número, y no la garantía de competitividad, pero en cierta forma tambien refleja aspectos positivos del postulamente, como compromiso, responsabilidad, etc etc (claro, si es que las notas fueron honestas). En el caso de mi hermano, cuando entro a dar clases a al universidad, le pidieron comprobantes de los premios acádemicos que obtuvo durante su carrera, sin embargo en lo personal con mi corta experiencia no me los han pedido, pero si me he visto favorecida en las entrevistas cuando anexo las menciones honorificas, pero igual no el kardex (lo considero innecesario, además de que hay una que salí muy baja jaja). En fin, más que un alto promedio, buscan un titulo, y aunado al titulo la experiencia, depende, si quieren no quieren “batallar” con introducirlo al sistema laboral, o aprovechar que no esta “amañado”, para irlo formando en base a su cultura.

    • Aflabor dijo:

      Hola Dulce
      Muchas gracias por explicar el caso de México.
      Si observas la gráfica que figura en esta entrada, verás que lo último que indicas coincide con la práctica mayoritaria de las empresas.
      Un saludo.

  9. Reblogueó esto en DulceeChacoony comentado:
    Experiencia vs Calificaciones

  10. Pingback: ¿Se valora el expediente académic...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s