Declaraciones públicas discriminatorias por razón de sexo

foto_monica_de_oriol-_by_deustoEn la entrada de hoy vamos a explicar por qué las recientes declaraciones de Mónica de Oriol, presidenta del Círculo de Empresarios, constituyen una discriminación directa por razón de sexo.

En primer lugar, pondremos un enlace con las declaraciones completas que se encuentran disponibles en la web del Círculo de Empresarios:

http://circulodeempresarios.org/es/sala-de-prensa/noticias/juzga-por-ti-mismo-escucha-mi-intervencion

Una vez escuchadas esas palabras, juzgaremos de forma estrictamente jurídica si constituyen una discriminación directa por razón de sexo.

La discriminación directa por razón de sexo se define como la situación en que se encuentra una persona que sea, haya sido o pudiera ser tratada, en atención a su sexo, de manera menos favorable que otra en situación comparable. Así lo establece el artículo 6 de la Ley Orgánica para la igualdad efectiva de mujeres y hombres (LOI).

Las discriminaciones por razón de sexo están prohibidas por el artículo 14 de la Constitución Española, por el artículo 17.1 del Estatuto de los Trabajadores y por el párrafo primero del artículo 5 de la LOI, que establece la igualdad de trato (ausencia de discriminación) en la fase de acceso al empleo, esto es, en los momentos previos a la contratación laboral. Además de esta normativa, la Directiva 2006/54/CE, de 5 de julio de 2006, regula también la aplicación del principio de igualdad de oportunidades e igualdad de trato entre hombres y mujeres en asuntos de empleo y ocupación.

Si escuchamos las declaraciones, observamos que parte de las palabras que pronuncia Mónica de Oriol indican una reticencia a contratar a mujeres de determinadas edades pues cabe la posibilidad de que sean madres y se acojan a reducciones de jornada. La empresaria relaciona esta situación con un posible descenso de la productividad de la trabajadora y considera todo esto como un «problema».

Si nos vamos a la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, encontraremos un caso similar en el que un empresario manifestó públicamente en una entrevista que no contrataba trabajadores extranjeros. Se trata de la Sentencia de 10 de julio de 2008, C-54/07, asunto Feryn, en el que se dictaminó que este tipo de declaraciones «bastan para presumir la existencia de una política de contratación directamente discriminatoria» y que «declaraciones de esa clase pueden disuadir firmemente a determinados candidatos de solicitar el empleo y por tanto dificultar su acceso al mercado de trabajo».

Además, «la existencia de tal discriminación directa no requiere que haya un denunciante identificable que alegue haber sido víctima de tal discriminación». En el asunto Feryn el denunciante no fue ningún candidato sino el Centro para la Igualdad de Oportunidades y la Lucha contra el Racismo de Bélgica. En ese sentido, el Instituto de la Mujer, un sindicato o cualquier entidad similar podría interponer una demanda contra Mónica de Oriol y la Inspección de Trabajo podría actuar de oficio y llegar a imponerle una sanción de como mínimo 6.251 euros. Esta sanción es la prevista para las infracciones muy graves establecidas por la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social (LISOS), entre ellas «establecer condiciones, mediante la publicidad, difusión o por cualquier otro medio, que constituyan discriminaciones favorables o adversas para el acceso al empleo por motivos de sexo» (artículo 16.2 LISOS)

¿Cómo podría evitar Mónica de Oriol esa sanción?

La propia sentencia antes citada afirma que el empresario debe probar que no se ha vulnerado el principio de igualdad de trato, por ejemplo, «demostrando que la práctica real de contratación de su empresa no corresponde a esas declaraciones».

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Derecho a la no discriminación, Derecho del Trabajo, Reclutamiento y Selección y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Declaraciones públicas discriminatorias por razón de sexo

  1. Todos estamos consternados por las palabras de esta señora, pero lo triste y cierto es que retratan un realidad. Una amiga mía, sin ir más lejos, tenía un contrato eventual, la empresa le comunicó que estaba propuesta para pasar a indefinida y ella, en un arranque de sinceridad, les dijo que estaba embarazada de pocas semanas. Ya no hubo transformación y fue al paro. En nuestro País, en nuestra cultura laboral no hay una verdadera protección a la maternidad ni ayudas para ser padres. Es verdad que habría que hacer un análisis en profundidad de las causas de esta situación, al cual como investigador y profesonal preparado, te propongo que realices

    • Aflabor dijo:

      Hola José Silvano
      Creo que en este tema hay que ir ganando pequeñas batallas. Lo que no puede ser es que no renueven un contrato a tu amiga y la cosa se quede así, sin demanda judicial ni nada. Porque la única forma de responder a esta situación es demandar, no hay otra manera, el Derecho Laboral es así.
      Creo que es más fácil que cada uno vaya denunciando su caso (donde debe hacerlo) que buscar grandes soluciones globales para un país que, como dices, se encuentra a años luz de otros en temas de maternidad, conciliación, etc.
      Sobre lo último que comentas, existen numerosos estudios y análisis sobre el tema y la conclusión es que, o se ponen las medidas que Oriol dice que no sirven, o no se soluciona este tema.
      Un saludo

      • Como sabes no a todo el mundo le gusta la posibilidad de pasar por un juzgado, hay personas que prefieren irse o negociar una salida. Además en su caso con un contrato eventual, esperándose la empresa al vencimiento del contrato, es más complicado alegar que no te hacen otro o no te trasforman en indefinida por estar embarazada, más si no has comunicado por escrito tu situación. En este mundo laboral es muy importante dejar constancia de las cosas, así que yo a una mujer embarazada le aconsejaría que cuanto antes comunique a la empresa su situación, de forma fehaciente. Por qué no con un burofax con certificación de contenido, por ejemplo o que te firmen el recibí de tu escrito comunicandolo. Evidentemente no todas las empresas actúan de esa forma torticera, muchas por no decir la mayoría, por lo menos cumplen la Ley.

        Sí la sociedad no protege la maternidad llegará un momento que no tendremos sociedad.

        Un saludo.

        • Aflabor dijo:

          Buenos consejos los que has aportado. Hay empresas que ya se intuye por dónde van y en esos casos hay que cubrirse bien las espaldas.
          Un saludo.

  2. Pingback: Conductas discriminatorias que vinculan la edad con la dificultad de adaptación a los cambios tecnológicos | AFLabor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s