No te burles del Derecho del Trabajo

collage de fotos originales de El BibliomataHace unos días se ha celebrado el día de la Constitución y en la entrada de hoy me gustaría hablar de los trabajadores que se burlan del Derecho del Trabajo y de la propia Constitución.

Normalmente, las burlas vienen materializadas en frases similares a las siguientes:

«La Constitución dice XXXX pero eso no se cumple».

«El Estatuto de los Trabajadores dice que tienes derecho a XXXX pero eso no se cumple».

«Vale, el empresario está vulnerando mis derechos pero no lo puedo demostrar».

«Conclusión: el empresario siempre tiene la sartén por el mango y el Derecho del Trabajo no sirve para nada».

Por ejemplo, en este blog vemos como se citan artículos de la Constitución y del Estatuto de los Trabajadores para ironizar sobre su contenido con palabras similares a las que he empleado anteriormente (no tengo nada en contra de ese blog, de hecho, aprendo mucho de él y le agradezco el haberme inspirado para escribir esta entrada).

Lo primero que hay que señalar, es que no solo el texto de la ley constituye Derecho. Hay ocasiones en el que el texto de la ley dice algo que va a «favor del empresario» (esto a veces es muy subjetivo) pero la interpretación posterior de los tribunales lo pone a «favor del trabajador». En ocasiones, esta jurisprudencia viene dictada por la Unión Europea, al igual que muchas normas como la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, la Ley de Igualdad, la Ley Orgánica de Protección de Datos, etc. Por lo tanto, si bien es posible que un gobierno legisle de forma hostil hacia los trabajadores, no siempre está todo perdido.

Otra cosa muy importante que me gustaría comentar es que en la mayoría de ocasiones el Derecho del Trabajo no puede aplicarse si antes no se denuncia. Si bien la Inspección de Trabajo puede actuar de oficio, esta tiene pocos efectivos así que la mayor parte de la acción debe venir del trabajador agraviado. Soy consciente de que esto resulta muy difícil para muchas personas pero para eso están los sindicatos y los profesionales del Derecho Laboral (graduados sociales y abogados laboralistas). Lamento decir que no hay otra forma de arreglar las cosas. O demandas o tragas. También se puede llegar a algún tipo de acuerdo pero siempre es necesario «hacer algo», pues permanecer pasivo no soluciona nada. Por eso, es inútil informarse por internet, preguntar a expertos, conocer tus derechos, etc. si después no se está dispuesto a tomar medidas legales.

A veces el trabajador conoce sus derechos pero cree que no se puede demostrar nada, que no puede hacerse nada, etc. En esos casos, lo mejor es consultar con un profesional o informarse en blogs pro operario como Laboro, que ofrecen información fiable y muy bien explicada con la finalidad de probar conductas empresariales ilícitas y demandar.

En esta sentencia, por ejemplo, se confirma la sanción a una empresa por preguntar a una candidata sobre su situación familiar y deseo de tener hijos, vulnerando así su derecho a la intimidad y a la no discriminación. Este tipo de conductas parece que sean imposibles de demostrar porque se producen durante una entrevista de trabajo. Pues bien, la empresa resulta sancionada y encima la denuncia viene por parte de la Inspección de Trabajo que ese día no pasó por la empresa ni estuvo presente durante la entrevista.

También conozco casos difíciles en los que «pequeños» graduados sociales les han ganado juicios a empresas grandes como Mercadona. Pero insisto, no es posibe ganar si no se demanda.

Dicen que «la unión hace la fuerza» y creo que es cierto, al menos en casos personales que me han ocurrido. Pero es que incluso el actuar en solitario porque ningún compañero quiere «mojarse» ha llegado a poner al trabajador que ha plantado cara en una situación «privilegiada» en la que la empresa ha considerado que no merece la pena «ir a por él» y ha preferido respetar sus derechos laborales mientras los ha seguido incumpliendo con el resto de plantilla que no protesta.

Lo bueno de demandar es que, a pesar de que algunas conductas empresariales ilícitas sean muy habituales y generalizadas, eso al juez le da igual. El juez aplica el Derecho del Trabajo, es decir, las normas que algunos dicen que no sirven para nada. Pues bien, esas normas son lo único que se va a tener en cuenta en el juzgado a la hora de dirimir la controversia entre trabajador y empresario. Por lo tanto, infórmate, piénsalo bien y toma una decisión. Quizás llegue un momento (yo lo denomino «el punto de no retorno») en el que llegues a la convicción de que no tienes nada que perder reclamando tus derechos, que ya te da igual si te despiden o no pues lo único que deseas es que acabe tu relación laboral con tu empresa, pero eso sí, de la forma más favorable posible para ti. Ese es el día en el que ya estarás preparado para empezar a tomar las medidas legales oportunas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Derecho del Trabajo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a No te burles del Derecho del Trabajo

  1. Buena reflexión. Cuantas veces como abogado he asistido al proceso que describes, en el trabajador que duda de si dar un paso al frente o no. Saludos.

  2. desde luego, la ley está ahí para ser cumplida. La dificultad reside en encontrar a un profesional que te represente correctamente. Si hay algo que está claro es que en la ley hay muchos recursos para exigir nuestros derechos, hay no se encuentra la problemática. Veo casos constantes de personas inmigrantes en la asociación en la que colaboro, que pasan años en la cárcel sin saber bien ni por qué están ahí. Mientras tanto aquellos que les envían o que residen aquí mismo no han pisado la cárcel en su vida. Pues lo mismo en la esfera del trabajo y en cualquiera otra en la que se pueda aplicar el derecho. Jugar podemos jugar todos al ajedrez. Ganar gana el que tenga la mejor estrategia (y algo por lo que luchar claro)

    • Aflabor dijo:

      Hola Criminóloga-Existencial
      Gracias por explicar tus experiencias. Dices una cosa importante que es contar con un buen profesional ya que a veces los trabajadores tienen gente a su alrededor (familia, amigos) que les informan incorrectamente sobre cuestiones laborales.
      Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s