Reflexiones sobre los contenidos de este blog

Foto_by_Iñaki_Martínez_de_Marigorta_DíazEl pasado mes de noviembre los medios de comunicación hablaron sobre una sentencia del Tribunal Supremo relacionada con la existencia de listas negras de trabajadores conflictivos. No voy a resumir ni comentar la resolución puesto que ya lo han hecho estupendamente en sus respectivos blogs el profesor Eduardo Rojo (aquí y aquí) y la abogada laboralista Elena del Hoyo (aquí). En cuanto apareció la noticia y tuve acceso al contenido de la sentencia pensé en comentar aspectos de las listas negras de trabajadores ya que es una temática relacionada con los procesos de selección de personal que abarca varios derechos fundamentales que he tratado en mi libro en diferentes apartados.

Además, tengo información sobre una empresa importante y su método para gestionar su propia lista negra de trabajadores (alguna vez he hablado en este blog de «políticas de empresa»). Incluye en ella determinados perfiles lo que daría lugar a un interesante análisis de los datos personales que podrían o no contener y la vulneración o no de los diversos derechos fundamentales. En cualquier caso, he desestimado escribir sobre dicho tema ya que, mientras iba elaborando el esquema de la entrada y ordenando las diferentes partes, me percaté de que la información que estaba a punto de publicar tenía muchísimas posibilidades de ser usada con finalidades ilegales e incluso permitiría a las empresas incumplidoras mejorar su proceso de elaboración de listas negras, así como la cesión de esos datos e incluso el establecimiento de mecanismos que dificultasen la prueba o la aportación de indicios sobre la existencia de esos bancos de datos tan perjudiciales para los trabajadores.

Creo que las personas que escribimos en blogs y difundimos conocimiento (no importa el ámbito) deberíamos reflexionar sobre el uso ilegal o perjudicial que puede hacerse de la información que aportamos. En el caso descrito, si bien el análisis hubiera servido para demostrar mis conocimientos sobre la cuestión de las listas negras, no considero que se beneficie nadie honrado. Por lo tanto, prefiero que ésta y mucha otra información quede en mi poder para así utilizarla sin publicidad alguna si lo considero oportuno, por ejemplo, en defensa de mis compañeros o como asesoramiento para la defensa de candidatos afectados. Soy consciente de que en ocasiones no es posible tal nivel de secretismo ya que el conocimiento jurídico es muy asequible a través de la jurisprudencia y otras fuentes (blogs, foros, prensa) pero tendré más presente esta cuestión antes de publicar.

Nueva lista de blogs activos e inactivos («cementerio de blogs»)

Como novedad de este año 2016, he separado en dos la lista de blogs recomendados que podéis ver a la derecha de la pantalla: en primer lugar aparecen los blogs que considero activos, es decir, aquellos que se han actualizado al menos una vez en el último año; en segundo lugar, bajo la macabra rúbrica «cementerio de blogs», van listados los blogs que llevan más de un año sin actualizarse y que me resisto a eliminar pues creo que pueden contener información todavía útil para determinados lectores.

En el apartado de blogs activos he incluido nuevos blogs de Derecho del Trabajo puro y duro y también blogs más generalistas sobre Recursos Humanos, así como los dedicados esencialmente a la orientación profesional y la búsqueda de empleo, sin olvidar enlaces a las dos iniciativas de apoyo al desempleado de las que hago difusión habitualmente: «No quiero ser portada de los lunes al sol» y «Parejas orientadoras en la búsqueda de empleo». Espero que os sean de ayuda.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Derecho del Trabajo, Protección de Datos de Carácter Personal, Reclutamiento y Selección y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Reflexiones sobre los contenidos de este blog

  1. Vaya lección de ética profesional. Gracias, AFLabor, yo sigo creyendo en ella. Enhorabuena por el post y por tu decisión.

    • Aflabor dijo:

      Muchas gracias por tus palabras, Isabel. Efectivamente, el conocimiento no es bueno o malo en si mismo (ni ético o no ético), es el uso que hacemos de él lo que nos define como personas con ética profesional o no. Afortunadamente, hay muchos temas de los que se puede hablar sin los peligros que enumero en este post. Seguiré en esa línea.
      Un saludo.

  2. Pingback: Reflexiones sobre los contenidos de este blog – admvosdelasalud y rrhh

  3. Pingback: El blog Aflabor cumple 4 años y 100 entradas | AFLabor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s